alumni-header

Alfredo Jünemann Gazmuri

 Conocido como uno de los profesores más antiguos de la escuela de Arquitectura, Alfredo ingresó a la UC en 1957. “Mi Facultad original era la de "Arquitectura y Bellas Artes. En mis primeros años, la Escuela funcionaba en el 4° piso de Casa Central, para los primeros y segundos años y para los ramos teóricos de los cursos superiores. Pero los talleres desde 3° año hacia arriba funcionaban en dos casas  republicanas de tres patios, en la calle Villavicencio, a una cuadra de la Casa Central. Todos aspirábamos a integrar esos talleres, así viviríamos esa vida bohemia de trasnoche trabajando en los proyectos y participando de una serie de actos extravagantes y extra programáticos que se realizaban entonces, como desfiles en comparsa en la Alameda, o las retretas con instrumentos improvisados que se le daban al Embajador de Estados Unidos para el 4 de Julio”. Sin embargo, en 1959 se realiza el traslado de la escuela a Campus Lo Contador, por lo cual nunca pudo asistir a los talleres de Villavicencio.

Alfredo Juneman 2

Nueve años después de haber obtenido su título profesional, comenzó a trabajar como profesor y fue director de la escuela de Arquitectura entre 1987 y 1990. “Mi permanencia académica significó, sólo en los hechos cuantitativos, 60 semestres como profesor de Taller, a través de los cuales he podido formar muchas generaciones de alumnos. Me correspondió dirigir 90 proyectos de titulación, de los cuales aprobaron 90%”.

A comienzos del primer semestre del 2005, tomó la decisión de jubilarse de la docencia y le envió una carta al decano de la facultad, Juan José Ugarte, renunciando a la jornada completa, porque ya había sobrepasado la edad de retiro. Sin embargo, recién en julio de 2013, pudo retirarse, argumentando que había “llegado a la edad en que la Iglesia Católica jubila a sus obispos, y por lo mismo, debo ser el profesor activo más longevo de la Escuela, por no decir el más viejo, a pesar de que no hubiera pretendido llegar a ello. He llegado a ser "el Archivo Viviente de la Escuela de Arquitectura"; un archivo de recuerdos, de anécdotas, de hechos alegres y de muchas cosas más”, por lo cual siempre será recordado por sus alumnos y colegas.